Hipo en el bebé

En torno a la semana 25 de embarazo ya es muy frecuente que se hayan percibido los movimientos fetales de manera más constante. El bebé no para de moverse y empezamos a tener controlados sus movimientos (más o menos). Es la etapa del hipo en el bebé, si bien aún es difícil tenerlo controlado. Muchos estudios afirman que es posible que el hipo en el bebé empiece en las primeras etapas del desarrollo pero es algo que no está confirmado.

Estar embarazada es un cúmulo de sensaciones que la mayoría de las veces no podemos ni describir ni identificar qué es lo que está pasando cuando suceden por primera vez. Esto sin olvidar la constante duda de saber si lo que está ocurriendo es algo bueno o si por el contrario es necesario consultar a un médico.

Imagino que tu instinto de protección hace que los cambios que te afectan directamente a ti, te los tomes con más o menos entereza. En cambio, aquellos que parece que afectan al bebé, movimientos extraños o nuevos hace que se active en ti una sensación de alarma al unísono de preguntarte ¿estará bien mi bebé?

Comentar que es completamente normal esa preocupación que nace en ti. La mayoría de esas preocupaciones caerán seguramente en saco roto ya que no supondrá ningún riesgo ni para ti ni para el bebé.

El hipo en el bebé o también conocido como hipo fetal son una serie de movimientos rítmicos que pueden oscilar desde minutos a horas (un poco como nos pasa a nosotros cuando tenemos hipo). Ocurre alrededor del séptimo mes de embarazo y puede continuar hasta el final del mismo. No hay nada de qué preocuparse incluso si no llegas a percibirlo.

¿Porqué ocurre el hipo en el bebé?

Se trata de algo muy normal y común. Forma parte del desarrollo del bebé que se está entrenando para su próxima etapa fuera del vientre de su madre. Muchos doctores confirman que es muy probable que el bebé tenga hipo al menos una vez durante el proceso de gestación.

Desarrollo de las habilidades motoras tales como succionar o tragar
Desarrollo del sistema nervioso del bebé
Ayuda en el desarrollo de la respiración de forma autónoma.
Confirma el bienestar y el buen estado de salud del bebé

Aclarado estos puntos de porque sucede el hipo en el bebé no debería haber ningún motivo de alarma para la madre. Si bien, y ante cualquier duda, no pasa nada por comentárselo a tu médico de referencia si eso hace que te encuentres más tranquila.
De todos modos, si tienes la suerte de detectar cuando tu bebé está teniendo hipo, no te será necesario hacer absolutamente nada. No es recomendable realizar ejercicios o movimientos bruscos que pudieran provocar que se atragante. Más bien, disfruta del momento y recuerda que todo pensamiento y caricia que tu le hagas, él lo estará recibiendo.

¡Palabra de madre!

 

Más información en este link

Categorías: Bebés,Embarazo