Otoemisiones

Aunque no ocurre con el resto de los mamíferos, los bebés del ser humano nacen muy inmaduros, es decir, depende totalmente de otra persona para garantizar su supervivencia. Eso requiere una serie de cuidados y revisiones que verifiquen y confirmen su correcto desarrollo fuera del útero materno. Es por ello que desde sus primeras horas de vida se solicitan una serie de comprobaciones a fin de descartar posibles fallos futuros y prevención de otros tantos. Entre ellos la función del oído del recién nacido por medio de la otoemisiones.

Es de suma importancia el correcto funcionamiento de la audición para la formación de otros elementos de desarrollo como es el lenguaje. Las otoemisiones son la prueba de un correcto comportamiento auditivo y el descarte de padecer hipoacusia (disminución de la capacidad auditiva).

Las otoemisiones acústicas son producidos por la células ciliadas del oído cuya misión es la de reproducir sonido. Las pruebas son capaces de verificar si hay respuesta positiva o negativa procedente de esta zona. Si no hubiera señal positiva y antes de llegar a situación de alarma, se realizaría otra prueba que confirme o desmienta la anterior pasado unas semanas.

Si transcurrido este tiempo y en una segunda prueba de otoemisiones acústicas siguiera dando negativo, se derivará al otorrino quien finalmente confirmará el diagnóstico definitivo. Comentar que en nuestros días contamos con tratamientos para los niños con sordera, en los cuales, gran parte de su éxito se logra gracias a la detección temprana.

Algunos factores de riesgo de sufrir hipoacusia
Bebés prematuros nacidos antes de la semana 37
Traumatismo craneoencefálico
Antecedentes de sordera
Infecciones
Asistencia de respiración mecánica
Ictericia grave (piel amarilla como consecuencia de aumento de la bilirrubina)

Es necesaria que la prueba de otoemisiones sea temprana. Descuida que a tu bebé no le dolerá, ni siquiera será capaz de percibirlas porque no emiten sonido. Como mucho le será incómodo ya que se le pone un cabezal de plástico dentro del oído. Dale la mano a tu bebé para que se sienta tranquilo y no esté nervioso.

¡Palabra de madre!

 

Para más información pincha aquí

Categorías: Bebés