Versión Cefálica Externa

Versión Cefálica Externa

Es bastante probable que tanto si estás embarazada o lo hayas estado ni siquiera te suene esto de Versión Cefálica Externa. Si es tu caso, nada de lo que preocuparte, si por el contrario has tenido que padecer esto, te explicamos con un poco más de detalle en qué consiste.

 

¿Qué es Versión Cefálica Externa?

La Versión Cefálica Externa se realiza cuando el bebé no está en posición cefálica y tenemos la fecha probable de parto cerca (alrededor de la semana 37). Los médicos agotan sus posibilidades de poder girar al bebé en pro de un parto natural en lugar de la práctica de una cesárea. Es necesario no tener placenta previa, cesáreas previas, cordón umbilical enrollado para poder realizar esta manipulación.

Lo que se pretende es desde fuera conseguir que el bebé se gire por medio de movimientos y acciones desde la barriga. Deciros de antemano que esto es totalmente seguro, no conlleva riesgos para la mamá ni para el bebé. Lo que si, el éxito no está del todo asegurado y por si las moscas te ponen una vía por si acabáis en cesárea de urgencia que no suele ser nada habitual. Toda precaución es poca tratándose de estos casos.

Esta prueba no debería dolerte. Se trata más bien de un masaje en tu barriga que puede causar alguna molestia porque el bebé se esté girando (no muy diferente a sus pataditas del día a día).

Poco antes de la prueba de Versión Cefálica Externa se te realiza una analítica para conocer el estado de tu organismo, así como una ecografía, luego se monitorea al bebé y se hacen las comprobaciones rutinarias (contracciones, frecuencia cardiaca, etc). Dependiendo de diversos factores es una prueba que puede durar apenas unos minutos u horas.

Como decimos, el hacerlo no es garantía de éxito y también es probable que pueda provocar un adelanto del parto en los días sucesivos, pero en mi opinión es algo a intentar si se quiere un parto natural.

¡Palabra de madre!

 

Os dejamos un video que esperamos sea de vuestro interés 

Categorías: Embarazo